martes, 1 de mayo de 2018


¿Respeto a la “decisión judicial”? Cuando no se entiende el sentido de la ley

Las leyes son una creación humana para organizar la convivencia y regirnos por lo que nos hace trascender el reino animal: la moral. Un legislador ha de respetar el espíritu de la ley y someter a ella sus prejuicios y opiniones personales.
Decía Pericles con orgullo que su gobierno era superior al de los bárbaros, porque ellos se regían por leyes racionales, no por voluntades. Eso es lo que define la democracia. La moral es el uso práctico de nuestra razón, enfocado a trascender esas “opiniones” y “veredictos” personalizados. Ya definió Kant los fundamentos de esa moral racional: debe estar al margen de todo credo o creencia (prejuicios personales sobre cómo debe ser o actuar una mujer), de toda inclinación sensible (pasiones, deseos o identificaciones personales con cualquiera de las partes) y de toda expectativa (cualquier premio o recompensa para uno mismo que se espere de nuestras acciones).
Jueces y fiscales: plantéense si el ejercicio de su profesión está teniendo el debido sentido en sociedad, si se somete la moral al ejercicio del mero poder y dañan a la sociedad a la que deberían proteger. Es al espíritu y sentido de la ley, a la moral universal, a lo que debemos someternos todos.

jueves, 22 de febrero de 2018

FILOSOFÍA PRÁCTICA: EL ESTUDIO DEL SER HUMANO. 1ª PARTE.
 
Toda teoría ética y política parte de una determinada concepción de la naturaleza humana. Antes de plantearse distintas teorías sobre la misma, conviene partir de una base común. Se presenta aquí una introducción al tema de la naturaleza del ser humano como ser social, histórico y cultural.

 


jueves, 8 de junio de 2017

La taberna de Platón. Menú ilustrado.

No sé si estábamos tontos o inspirados, pero tras una "fiesta filosófica" de fin de curso, con recetas filosóficas de los alumnos y mi compañera, me dio por escribir este hipotético menú. Algunas sugerencias son de mis alumnos.
 
No sé si estábamos tontos o inspirados, pero tras una "fiesta filosófica" de fin de curso, con recetas filosóficas de los alumnos y mi compañera, me dio por escribir este hipotético menú. Algunas sugerencias son de mis alumnos.